El pensador de Auguste Rodin

Es una de las esculturas más emblemáticas del arte moderno. La figura del hombre desnudo, ensimismado, es parte central de la Plaza del Congreso desde 1907, cuando arribó de París.
Por Ignacio Marchini

Un hombre reflexiona, sentado sobre una roca, de espaldas al Congreso de la Nación. Piensa con todo el cuerpo, con la musculatura tensa y definida, los dedos aferrados a la piedra que lo sostiene y el ceño fruncido por el esfuerzo que le implica la tarea titánica de la creación. Inclinado hacia adelante y con la espalda encorvada, apoya su brazo derecho sobre su pierna izquierda, el cual se quiebra en el codo para formar el triángulo que sostiene su cabeza, coronada con el gorro frigio, símbolo del libre pensador. Apoya su mentón sobre el dorso de su mano derecha, como si la necesitara para soportar el peso de las ideas que no cesan de fluir.

El hombre desnudo está tallado en bronce y tiene más de cien años de antigüedad. Se lo conoce como El pensador y fue ideado entre 1880 y 1881 y fundido en 1884 por el artista francés de formación neoclásica, Auguste Rodin. A pesar de que su versión más conocida es la imponente estatua de casi dos metros de altura, la escultura original es una pequeña figura de setenta centímetros de alto que integra La puerta del Infierno, un grupo escultórico monumental de más de seis metros de alto y cuatro de ancho, compuesto por múltiples figuras inspiradas, principalmente, en la Divina comedia de Dante Alighieri, una de las obras más trascendentales de la literatura universal.

La escultura original de bronce de la puerta, que hoy en día se encuentra en el Museo Rodin de París, fue un encargo del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de Francia, con el fin de servir de entrada al futuro Museo de Artes Decorativas de la ciudad de la luz, el cual nunca se concretó. En su lugar, se encuentra emplazado el Museo de Orsay, que alberga el yeso original a partir del cual se fundieron las ocho reproducciones que se encuentran distribuidas en distintas partes del mundo: Francia, Estados Unidos, Suiza, Japón, Corea del Sur y México.

Fue recién a partir de 1888 que el padre de la escultura moderna decidió presentar a El pensador por separado, como una obra independiente. Cuatro años más tarde le encargó a Henri Lebossé la tarea de agrandarlo y, en 1904, fue presentado con el tamaño monumental de 1,8 metros, la cual terminaría siendo su representación más icónica y famosa a nivel mundial.

El poeta (como fue nombrado originalmente hasta 1889, en honor a Dante) está fuertemente inspirado en la escultura Ugolino y sus hijos, de Jean-Baptiste Carpeaux, uno de los maestros de Rodin, y en la obra El retrato de Lorenzo de Médici, de Miguel Ángel, ubicado en la Basílica Nueva de San Lorenzo, en Florencia. El escultor parisino agregó a La puerta del Infierno su propia versión de la trágica historia del Conde de Donoratico, Ugolino della Gherardesca, condenado por traición a morir de inanición en la Torre de Mida, junto a sus hijos. Y recluido durante toda la eternidad, según el propio Alighieri, en el último círculo del Infierno.

Por fuera de los ocho originales múltiples de La puerta del Infierno, la escultura independiente de El pensador ha sido reproducida, en diferentes tamaños, a lo largo del mundo. Una de esas copias se encuentra en la Plaza del Congreso, traída directamente desde París, en 1907, por pedido del primer director del Museo Nacional de Bellas Artes, el pintor e historiador del arte, Eduardo Schiaffino.

En el año 2018 fue temporalmente retirada para hacerle un mantenimiento y limpieza, después de un siglo de existencia en nuestro país. Además, se duplicó el tamaño del pedestal sobre el cual está emplazada, lo que magnificó aún más el aspecto imponente de la figura que se ha erigido como una de las representaciones más importantes del arte moderno occidental. 

Dándole la espalda al Congreso de la Nación, haciendo oídos sordos a las intrigas palaciegas, el hombre encorvado, tenso, preocupado y apasionado, dedica sus días al acto más humano posible: pensar.

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2022 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad