Bios y análisis de obras

Ensayos sobre las vidas y las obras de artistas destacados en diferentes períodos de la historia del arte.

En un ambiente dominado por hombres, plasmó obras aún más dramáticas que el propio Caravaggio. Víctima de un abuso, fue una de las artistas barrocas más prestigiosas del siglo XVII.
Precursor del expresionismo, fue el pintor del amor, los celos, la muerte y la tristeza. Considerado el más grande de los artistas noruegos, su obra El beso desdibuja la individualidad de dos amantes en una fusión absoluta.
Figura clave del arte moderno, fue parte fundacional del impresionismo en Francia en el siglo XIX. Su última obra sintentizó con mirada provocadora los cambios de la época: la burguesía, los lugares de ocio y sus protagonistas. 
El fotógrafo francés se tomó esa imagen en París en 1904, cuando apenas era un niño. Creador del "efecto Lartigue", con el tiempo se volvería un innovador de la imagen, incursionando también en la pintura y el cine.
Su gran personalidad y posición aristocrática sentaron un precedente para posteriores pintoras de cortes europeas. Su influencia fue notable en el desarrollo del retrato en Italia y España.
El artista napolitano poseía el don de convertir a la piedra en carne. Dominó la escena del siglo XVII italiano con una nueva concepción de la escultura. El rapto de Proserpina es un fiel ejemplo en el que mitología griega, dramatismo y magnificencia técnica se unen en una pieza imponente.
Con un marcado estilo propio, fue una de las pocas pintoras que formó parte del movimiento. Pareja de Kandinsky, tuvo un rol clave para salvar el legado artístico de varios de sus colegas durante el nazismo.
John Singer Sargent, uno de los mayores referentes del modernismo, pintó a Virginie Amélie Avegno Gautreau en 1884. La presentación de la obra fue un escándalo en su momento, pero la historia la ubicó en el lugar que se merece. 
Fue el primer artista del Renacimiento que hizo pleno uso de la mitología clásica. Sus diosas paganas producen fascinación al día de hoy por sus aires despreocupados y hedonistas.
La modelo y amante del pintor quedó inmortalizada en uno de los cuadros más célebres de uno de los genios de la pintura expresionista vienesa.
Fue un protagonista destacado, con un talento divergente y exquisito, en la época de los grandes artistas como Leonardo, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano. Considerado por los historiadores como el primer retratista interesado en la penetración psicológica.
A pesar de su participación activa en el movimiento surrealista de la época, la fotógrafa francesa ha sido más recordada por la historia como una de las principales amantes del pintor manchego. Quedó inmortalizada en uno de sus famosos retratos cubistas. 
El artista siciliano fue precursor en la incorporación de la pintura al óleo durante el Quattrocento italiano. La Virgen de la Anunciación es una de sus obras maestras, pintada entre 1474 y 1476.
Durante años diferentes expertos del campo artístico han intentado descubrir su significado intrínseco, sin llegar a una conclusión unánime. ¿Quiénes son o qué representan estas tres figuras en un paisaje bucólico bajo un cielo amenazante atravesado por un rayo? 
Considerada La Mona Lisa del norte, se convirtió en una de las obras más enigmáticas del barroco holandés. Su autor Jan Vermeer tuvo una destacada pero reducida producción, y es reconocido como uno de los maestros del efectismo y la ilusión visual.
La retratista estadounidense pintó el drama y la vitalidad de la ciudad de Nueva York de mediados del siglo XX. Su mirada con un marcado compromiso social se apartó de las vanguardias artísticas de aquel momento.
El retrato de Adele Bloch-Bauer I es una de las obras más características del artista vienés Gustav Klimt. Detrás de su magnetismo dorado hay una historia que involucra nazis, una disputa por un testamento con el Estado austríaco y un sinfín de idas y vueltas con sus herederos.
Creador de un universo vital y provocador,  fue una promesa de renovación para el siglo más oscuro de la historia de Flandes. Con Sansón y Dalila, pintó uno de los cuadros más eróticos de todo el arte barroco.
El artista alemán Otto Dix retrató a la reconocida escritora y periodista en 1926, estableciendo un nuevo paradigma del arquetipo femenino en los tumultuosos comienzos del siglo XX.
Exponente ineludible en la pintura francesa del siglo XIX, sus innovaciones en el paisaje y el retrato fueron influencias claves en el advenimiento del movimiento impresionista.
El óleo sobre madera sigue siendo un enigma en la vida de Raffaello para los estudiosos del arte. Actualmente en la Galería Nacional de Arte Antiguo en el Palazzo Barberini de Roma, ocupa un lugar destacado en la obra del renacentista italiano. 
Su corta y trágica vida hizo que rápidamente se convirtiera en un mito. Reconocido por sus retratos y desnudos, fue un artista joven que se codeó con personalidades destacadas de la época como Picasso, Apollinaire y Brancusi.
Algunas de las principales maravillas del retrato durante el Renacimiento fue acentuar los símbolos de poder e idealización en la belleza de los protagonistas. Pisanello destaca ambas partes en la obra “Retrato de una princesa de la Casa de Este”.
Una de las artistas más exitosas del Siglo de Oro neerlandés. Se especializó en las naturalezas muertas con flores y tuvo una carrera excepcional que duró siete décadas.
Fue la primera artista expresionista alemana y una de las más importantes de comienzos del siglo XX. Vivió en comunidad y la libertad de sus autorretratos marcaron el comienzo de una era de expresión vanguardista para las mujeres. 
Creadora del movimiento abstracto Rayonismo, reivindicó sus raíces folclóricas y abrió caminos en la experimentación en las artes plásticas, la escenografía teatral y el diseño textil de su época.
El célebre pintor francés fue uno de los máximos representantes del arte naíf. Autodidacta, anti académico y modernista, se codeó con los principales nombres del surrealismo y el fauvismo de principios del siglo XX.
Los colores del renombrado acuarelista poseen la dilución perfecta entre las manifestaciones naturales y los sentimientos humanos. Sus tratamientos pictóricos inauguraron el mito de la naturaleza en perpetuo movimiento.                  
El pintor flamenco se hizo popular en la segunda mitad del siglo XIX y se convirtió en estándar durante el siglo XX. La adoración de los reyes es una de sus obras más emblemáticas y se exhibe en la National Gallery de Londres.
Es considerada una de las pintoras más importantes de fines del siglo XIX. La influencia que ejerció en el panorama artístico de Dinamarca y su manera distintiva de pintar la luz fueron fundamentales para repensar la pintura danesa.
Fundador del  arte conceptual y “El hombre más inteligente del siglo XX” según André Bretón, el artista francés marcó un antes y un después en el ADN de la historia del arte contemporáneo.
El artista rumano, figura mítica de la década del veinte en París, fue un pilar escultórico de la modernidad. El responsable de que la escultura contemporánea se convirtiera nuevamente en signo universal.
Una precursora del fotomontaje en el período de entreguerras. Enérgica feminista, batalló dentro del grupo de hombres que dominaban el dadaísmo alemán a principios del siglo XX. Su cuadro La novia (Pandora) es una crítica conceptual al contexto patriarcal en el que vivía.
Una aproximación a la vida y obra del artista irlandés a través de Perro (1952), uno de sus cuadros más emblemáticos. Una imagen potente que evoca la vulnerabilidad humana y transmite la angustia de la vida contemporánea.

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2022 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad