Natalia Goncharova: una pionera del arte avant-garde ruso

Creadora del movimiento abstracto Rayonismo, reivindicó sus raíces folclóricas y abrió caminos en la experimentación en las artes plásticas, la escenografía teatral y el diseño textil de su época.
Por Gisela Asmundo

"Encuentro ridículas esas personas que abogan por la individualidad y asumen que hay algún valor en su 'yo'".

N. G.

 

Goncharova nació en Negaevo, Rusia el 21 de junio de 1881, hija de Sergei Nikolaevich Goncharov y Ekaterina Ilinichna Belyaeva. Su padre era arquitecto y matemático, y su abuelo materno tenía estrechos vínculos con el sacerdocio como profesor en la Academia Teológica de Moscú. Natalia creció en el campo, durante la transición de una sociedad agrícola a una era industrial, pero rodeada de artesanías y tradiciones folclóricas que  se volverían elementos claves en su obra futura.

 

Natalia-Goncharova.jpeg

Natalia Goncharova

 

Con once años, su familia se muda a Moscú y comienza su educación formal. Se gradúa en el Cuarto Gimnasio para Jóvenes Damas en 1898 y asiste al estudio de un escultor donde conoce el movimiento inglés de Artes y Oficios y el Art Nouveau alemán (Jugendstil). 

En 1901 se une a la Escuela de Pintura, Escultura y Arquitectura de Moscú, donde conoce al artista Mikhail Fedorovich Larionov, quien se convertirá en su compañero de vida. A partir de ese momento trabajan lado a lado y la pareja artística inventa, entre otras cosas, un estilo propio denominado Rayonismo.

Durante esos años asiste a una muestra de pintura franco-rusa en El Salón del Toisón de Oro, en la casa de la familia Kludo, que ejerce una gran influencia en su obra y confirma su admiración por los modernistas europeos. 

Su cuadro Jardinería (1908) es un prototipo de las primeras obras en las que comienza a basarse en un arte popular tradicional. Una típica representación de la vida campesina que fue realizada durante su estancia en una finca familiar en la Rusia rural. La imagen combina elementos de Oriente y Occidente, tanto en los pliegues de las vestimentas que remiten al tratamiento de los paños en la pintura de íconos evangelistas, como en la flora exuberante inspirada de obras de Henri Rousseau. El paisaje posee también características del lubok, el popular estampado ruso de colores simples y gráficos populares.

 

T00468_10.jpg

Jardinería (1908). Óleo sobre lienzo (1029 × 1232 m.) 

 

En 1912 Goncharova y Larionov fundan una escuela de pintura basada en el arte popular ruso: enseñan a realizar grabados lubok, letreros, bandejas pintadas y juguetes para niños. También editan libros ilustrados de poesía de vanguardia. Eran tiempos turbulentos con activistas políticos en las calles y artistas disidentes haciendo performances en teatros. Ese mismo año se celebra la exposición radical e independiente La Cola del Burro, que es dominada por la obra de Goncharova.

En septiembre de 1913 organiza una performance en las calles de Moscú con un grupo de artistas con los rostros pintados que marcharon por una arteria central mientras eran perseguidos por la prensa. Esa acción publicitaria para anunciar su muestra, se volvió un radical gesto de espíritu avant-garde que terminó por convertir a Goncharova en la primera modernista rusa. Anteriormente ya había sido acusada de obscenidad, ya había ofendido a la Iglesia y ya se le habían confiscado sus obras. ¿El crimen? Transgresión. Las autoridades consideraban que una mujer no podía pintar desnudos femeninos tan explícitamente. 

 

tumblr_c36dad01176c54e4d046457f955f5ced_d1eec6a0_2048_copy.jpg
Esta famosa exhibición presentó la asombrosa cantidad de ochocientos trabajos con un éxito rotundo que cautivó a la sociedad rusa. Incluido el empresario Sergei Diaghilev, fundador de los famosos Ballets Rusos, quien la invita a colaborar en sus producciones. Goncharova y Larionov se suman a las giras de los ballets por Europa y nunca regresan a Rusia, para establecerse definitivamente en París. Pronto se convirtieron en el epicentro de otros artistas emigrados que huían de las atrocidades de la Primera Guerra Mundial y de la Revolución rusa.

 

1573990785_0-0-645-645_1440x900_80_0_1_d248963b500eec9b2452b3254fa54553_copy.jpg

Natalia Goncharova y Mikhail Larionov en el contexto de la escenografía de la ópera-ballet "El gallo de oro" en los talleres del Teatro Bolshoi, Moscú (1913)

 

En 1921 contribuyó con la exposición Russian Arts and Crafts en la Whitechapel Gallery de Londres. En ese período, en paralelo estrena en París sus épicos diseños de vestuario para las óperas El Gallo de Oro y El Pájaro de fuego de Stravinsky, que fueron celebrados por la prensa. 

 

ma-11013-WEB.jpg

Traje para Le Coq d'Or de los Ballets Rusos, Inglaterra, Londres (1937).

Basado en el diseño original de 1914. Lamé, punto de hilo metálico, seda, punto de seda, piel dorada, red.

 

Con la muerte de Diaghilev en 1929 pierde al principal patrocinador de sus diseños escénicos experimentales. Trabajó como diseñadora de moda y recibió comisiones de sus obras desde Chicago y Nueva York. A pesar de las numerosas invitaciones, los servicios de inteligencia rusa le impiden retornar a su país y se establece en París por el resto de su vida. Continuó siempre pintando, enseñando, ilustrando libros y produciendo diseños para producciones de ballet y teatro, siendo la única mujer que diseñó escenografías para los Ballets Rusos.

 

tumblr_o315ouLfGV1qdqpe6o1_1280.jpg

Leonid Myasin, Natalia Goncharova, Mikhail Larionov, Igor Stravinsky y Leon Bakst en la terraza del Bellerive.

 

Linen (1912)

En la obra Linen (ropa blanca) se anticipa una forma temprana de imágenes abstractas en unas prendas de lavandería. Se pueden observar los encajes, los puños y los cuellos de camisa. A fines del siglo XIX y principios del XX, el blanco de las camisas era signo de distinción, un lujo de la aristocracia adinerada que podía mantener sus ropas limpias, prolijamente planchadas y dobladas, a diferencia de las clases bajas y trabajadoras. 

La plancha que aparece en la obra, lleva un monograma con las iniciales de la artista y está dividida en formas angulares que se fragmentan. El esquema de color con tonos blancos y azulados denota una pulcritud que contrasta con el gris más oscuro y las letras brillantes en ruso para realzar la composición. Las inscripciones sugieren un letrero de lavandería: Prache es parte de la palabra para lavandería, b.s. es una abreviatura para "lavado blanco", y BOT posiblemente forme parte de la palabra rabota que significa trabajo, en ruso.

En esta obra no se observan las líneas inclinadas ni los rayos característicos del Rayonismo, pero si la influencia del Cubismo que fue evidente en sus primeras pinturas que fueron incluídas en la exposición del grupo radical independiente Jack of Diamonds (Sota de Diamantes), que tuvo lugar en 1910. En estas obras ya aparecen visiones fragmentadas y abstractas de temas en relación con el arte popular ruso y las vestimentas tradicionales. 

La pintura transmite el bullicio y la modernidad de una lavandería comercial, expresiones emparentadas al movimiento futurista que estimulaba estos cambios.  Pero también se puede interpretar como una alusión a la relación de Goncharova con su compañero Larionov. Los dos lados de la pintura se dividen entre prendas masculinas, camisas, cuellos y puños; y femeninas, encajes, blusas, y delantales.

El interés de Goncharova por las vestimentas se manifiesta también en sus bocetos creados para Nadezhda Lamonava, famosa diseñadora de moda de Moscú y proveedora de la corte de su majestad imperial, la emperatriz Alexandra Fedorovna. Los bocetos de Goncharova fueron un entrelazamiento orgánico de motivos nacionales, siluetas reales y patrones geométricos. Los ornamentos populares rusos, a los que amaba desde su infancia, siempre fueron una inspiración.

 

N06194_10.jpg

 

Raíces rusas y Rayonismo

Goncharova desafió los tabúes tradicionales contra las mujeres que pintaban íconos y socavó las convenciones aceptadas contra la mezcla de imágenes sagradas y profanas. Mientras otros artistas contemporáneos buscaban el llamado “arte primitivo" fuera de Europa, como sucedió, por ejemplo, en el caso del Cubismo; Goncharova celebró la cultura autóctona rusa: "Si ensalzo el arte de mi país es porque creo que debería ocupar un lugar más honorable del que ha ocupado hasta ahora".


TELEMMGLPICT000199189519_trans_NvBQzQNjv4BquWljxTX2ToqwW26CTqWzx7vkJ7zHyCDY9Px-NChC4fw.jpg

Escenografía para el telón de fondo de la escena final de El pájaro de fuego (1954). Museo Victoria y Alberto, Londres.

 

Junto a Larionov abrazaron la atmósfera de revolución para establecer una escena radical en el arte. Se unieron a sociedades y fundaron movimientos, pero estaban convencidos en la idea de que la esencia del arte moderno podía ser encontrada en una tradición y religiosidad del arte del Este y rechazaban la pretendida universalidad del arte occidental. 

Desarrollaron además el manifiesto de un nuevo estilo de pintura titulado Rayonismo, una forma temprana de arte abstracto, caracterizado por la interacción de formas lineales derivadas de la refracción de rayos de luz. Gracias a los avances del Futurismo y el Cubismo, este nuevo estilo no se preocupó por pintar los objetos, sino en representar los rayos que se reflejaban en los mismos y las intersecciones de éstos en el espacio. Entre muchas otras, Goncharova produjo obras como Composición Rayonista (1912).

 

T01119_10.jpg

Composición Rayonista (c.1912-13).

 

Su naturaleza inquieta la llevó a explorar diferentes formas del arte y lo hizo muy prolíficamente. Fue una especie de mujer renacentista: pintora, grabadora, escenógrafa, diseñadora de moda y de vestuario. Su energía ayudó a instalar una reivindicación femenina dentro el arte moderno y permitió desafiar las convenciones sociales y artísticas del momento, volviéndose la primera artista mujer del avant-garde de Rusia. 

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2022 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de