El Metro de Estocolmo (Suecia): un laberinto del arte bajo tierra

Considerada la galería más larga del mundo, es una experiencia única para quienes visitan la capital nórdica. Cientos de estaciones y kilómetros de construcciones subterráneas intervenidas por artistas locales, posicionan al Metro como atracción obligada.
Por Ignacio Marchini

 

Debajo de la capital de Suecia, una red bajo tierra de más de cien kilómetros de extensión atraviesa la ciudad y conecta su centro con el área metropolitana que la circunda. Cien estaciones distribuidas en tres grupos (azul, rojo y verde), que a su vez se subdividen en un total de siete líneas, conforman la vía subterránea de Estocolmo, los vasos comunicantes de la principal urbe del país nórdico. A primera vista, se trata solo de un servicio de transporte que se puede hallar en casi cualquier país.

Lo que en realidad esconde el universo subterráneo de Estocolmo es una de las galerías de arte más largas del mundo. Casi la totalidad de las paradas que integran la red del metro están intervenidas tanto en sus estructuras como en sus superficies. Alrededor de 150 artistas dejaron su marca, ya sea con pinturas enormes que ocupan buena parte de los techos y las paredes, esculturas elaboradas de acuerdo a las temáticas de cada estación o masivas construcciones arquitectónicas que dan la sensación de estar paseando entre los restos de civilizaciones perdidas.

Desde sus inicios, la red subterránea estuvo pensada como algo más que un medio de transporte. Por poner un ejemplo, la estación central que conecta los tres grupos, T-Centralen (que tiene un tránsito aproximado de 219 mil pasajeros por día), tiene relieves y mosaicos que datan de la década del cincuenta, época en la que fue inaugurada. En varias otras, sobre todo las que pertenecen al grupo azul, el lecho de roca fue dejado intacto y está expuesto al público. Desde el principio, las intervenciones artísticas fueron parte del plan y se fueron sucediendo hasta el presente.

Así, este museo en movimiento cuenta con una amplia variedad de propuestas artísticas, cada una pensada específicamente para cada estación. Como Rådhuset, que simula las entrañas de una caverna de roca de color rojizo, integrada con restos de una excavación arqueológica inconclusa; la ya mencionada T-Centralen, pintada completamente de blanco y azul, que impregna el ambiente de un clima frío y una impronta netamente escandinava; Kungstradgarden, el Jardín del Rey, una mezcla caótica de suelo cuadrillé, líneas transversales rojas y verdes y gráficas diversas plasmadas en los techos; u Odenplan, de aspecto futurista, intervenida con patrones de luces fluorescentes que fueron copiados del electrocardiograma del hijo del autor de la obra, David Svensson.

Es importante mencionar que a medida que uno se aleja del centro de la red hacia las estaciones periféricas, tanto la cantidad como el nivel de despliegue de las intervenciones artísticas se reducen, por lo que es una buena idea contratar el servicio de guía turístico para conocer los puntos destacados de la red. El metro de Estocolmo, a cargo de la empresa Storstockholms Lokaltrafik, ofrece boletos de 75 minutos, 24 horas, 72 horas y una semana de duración, dependiendo del tiempo y los días que la persona pueda y quiera dedicarle a conocer este museo subterráneo.

Los inicios de su construcción se dieron cerca del final de la Segunda Guerra Mundial, en 1944, si bien la decisión de construirlo data de 1941. Se lo ideó como una manera de transportar el enorme contingente de personas que vivían en las afueras de la capital. Fue inaugurado en 1950 y varias veces ampliado en el transcurso de la segunda mitad del siglo XX. La última de estas expansiones fue en 1994, cuando se abrió el último tramo del grupo verde, adquiriendo la configuración que mantiene hasta el día de hoy. Desde el 2013 se iniciaron las negociaciones para seguir ampliando la red, aunque aún no ha habido inauguraciones de estaciones nuevas.

 

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2022 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de