Gundam Statue (Japón): El robot gigante de Fukuoka

Inaugurada en 2022, es la estatua a escala real de un robot Gundam más grande que existe en la actualidad. Con sus veinticinco metros y ochenta toneladas, custodia la entrada de un centro de compras en el suroeste de Japón.
Por Ignacio Marchini

 

El amor por los robots es de larga data en Japón. Por fuera de las cuestiones vinculadas al rol fundamental que desempeñan en la producción industrial o la función que cumplen como reemplazo de la fuerza laboral en una población envejecida, la fascinación por las máquinas “inteligentes” tiene un fuerte componente cultural. Ya desde el siglo XVII podemos encontrar las marionetas Karakuri, los primeros autómatas con forma de muñeca que se popularizaron durante el período Edo en el país nipón (1603-1867) y que servían como entretenimiento en festivales. Para el siglo XIX, Tanaka Hisashige, uno de los fundadores de la empresa Toshiba, había logrado crear dos marionetas muy sofisticadas que podían realizar movimientos complejos: una capaz de disparar una flecha y la otra de hundir una pluma en tinta y escribir caracteres japoneses.

El cambio más radical se dio en la década del sesenta, cuando gracias al boom experimentado por la animación japonesa en la televisión (conocida como anime), de la mano de un programa que alcanzó el éxito mundial como Astro Boy (en la que un amigable androide luchaba contra el crimen), la pasión por los robots alcanzó niveles sin precedentes. En la década siguiente, esta tendencia se intensificó y se diversificó, dando lugar a la consolidación de lo que se conoce como el género mecha: robots gigantes controlados por pilotos humanos que combaten contra amenazas alienígenas u otras naciones enemigas. La serie más emblemática sobre esta temática, que se emitió por primera vez a finales de 1972 y que también recorrió el mundo en los años subsiguientes, es Mazinger Z

Otra serie que alcanzó un enorme éxito es Mobile Gundam Suit (creada por Yoshiyuki Tomino, guionista de Astro Boy), si bien en un principio casi queda en el olvido. El anime, estrenado en 1979, tuvo muy bajos niveles de audiencia, por lo que sufrió un recorte de varios episodios por parte de los patrocinadores. Fue gracias a la idea de la empresa japonesa de juguetes Bandai de hacer maquetas y figuras plásticas armables, sumado a las retransmisiones de la serie en los años siguientes, que su popularidad remontó y llegó a ser una lucrativa franquicia que fue adaptada a numerosas secuelas y que se extendió a películas, videojuegos, historietas y todo tipo de productos que continúan produciéndose al día de hoy.

Las figuras plásticas de Gundam son conocidas como Gunpla (un acrónimo de Gundam plastic model) y son juguetes de colección, a diferentes escalas, de robots y personajes de la serie. Con el paso del tiempo, Bandai fue perfeccionando su trabajo, llegando a un enorme nivel de detalle en los modelos.

Esta idea fue llevada al extremo con la estatua de casi veinticinco metros de altura y ochenta toneladas de peso que se inauguró en abril de este año en Fukuoka, en el suroeste de Japón. El robot, el cuarto en el mundo y el tercero en Japón, es el modelo a escala real de Gundam más grande a la fecha y el primero en la región occidental del país asiático. Las otras estatuas están ubicadas en Tokio (19,7 metros), Yokohama (18 metros) y en Shangai, China (18,03 metros).

La enorme estatua de Fukuoka es una recreación del modelo RX-93ff, usado por el protagonista de la serie en la película de 1988 Mobile Suit Gundam: Char's Counterattack, uno de los más reconocidos robots de la serie, debido a su característico diseño tricolor. La estatua, hecha de fibra de vidrio y plástico montado sobre una estructura de metal, se puede mover y cambiar de postura, además de hacer juegos de luces, características que ya habían sido incorporados en los robots de Tokio y Yokohama. Además, viene acompañado de un cañón de energía usado en la serie, apoyado en su espalda, que supera la altura del robot. El Gundam más grande del mundo fue instalado para acompañar la inauguración del centro comercial Lalaport, que cuenta con una tienda y un museo exclusivos sobre la serie.

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2023 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad