City de Michael Heizer (EE.UU.): una creación que tardó cincuenta años

Finalmente la obra más ambiciosa del artista californiano abrió sus puertas en pleno desierto de Nevada. Se trata de un amplio complejo de estructuras minimalistas al aire libre que costó cuarenta millones de dólares. 
Por Valeria Muzzio

 

Lejos de la cultura de la inmediatez, la aglomeración urbana y los desarrollos a corto plazo, abrió City, el proyecto más ambicioso del artista Michael Heizer después de medio siglo en construcción en el centro este de Nevada, Estados Unidos. City descrita como posiblemente la obra de arte contemporánea más grande del planeta, tiene una longitud de 2.4 kilómetros por 800 metros de ancho, y sus espacios están construidos con una mezcla de concreto, piedra, arcilla y arena extraídos del propio terreno. 

Los materiales fueron recolectados con medios mínimamente invasivos, para que las plantas nativas y la vida silvestre permanezcan intactas”, señala en su página web la Fundación Triple Aught creada en 1998 para ayudar a completar el proyecto y que además se encarga de su conservación a largo plazo. Esta obra, inspirada -no sólo por su magnitud sino también por sus formas- en ciudades antiguas, posee en su extensión montículos de tierra, caminos, muros rectos y curvos y depresiones perfectamente trabajadas. En ambos extremos del sitio, grandes pirámides se asemejan a ruinas egipcias. 

El proyecto está ubicado en un valle aislado dentro del desierto alto de la Gran Cuenca que ha sido tierra de pastoreo para ganado vacuno y ovino durante al menos un siglo. Rodeado de naturaleza salvaje primitiva, está cerca de las bases de varias cadenas montañosas de casi 12000 pies de altura y cerca del estrecho del río White, que estuvo activo durante la era posterior al Pleistoceno”, explica la Fundación. En junio de 2015, la ciudad y el área que la rodea, unas 285 mil hectáreas en total, fueron proclamados Monumento Nacional Basin and Range

Michael Heizer, nació en Berkeley, California, hijo de Robert Heizer, un distinguido arqueólogo, experto en el estudio de los métodos por los cuales los pueblos precolombinos movían enormes bloques de piedra sin el beneficio de la rueda. Ambos realizaron expediciones a Egipto y Yucatán, explorando la arquitectura egipcia y las antiguas ruinas de las civilizaciones mayas. Hecho que sin duda movilizó a Heizer a lo largo de toda su obra. 

En el año 2012 trasladó la roca más grande que se haya movido desde la época de los egipcios. Se trata de Levitated Mass, una piedra gigante de 340 toneladas, que salió desde las afueras de Riverside hasta el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles. El montaje, donde se crea la ilusión de una roca gigante flotando, fue planificado por el artista durante siete años. El traslado, tomó docenas de personas y un camión construido especialmente para el viaje a través de veintidós ciudades a ocho kilómetros por hora. Una travesía que duró casi dos años. 

Si bien Heizer trabaja con elementos de la naturaleza, no se considera un artista del land art (corriente artística que emplea los materiales y el paisaje como escenario para sus creaciones). De hecho, se negó a alinearse con aquellos artistas con los que generalmente los periodistas y críticos del movimiento lo agruparon. “No me considero un artista del movimiento de tierras. Nunca lo fui. Mi trabajo es completamente independiente del de cualquier otra persona y surge directamente de mí mismo. Pero durante los años 60 hubo este loco fenómeno”, aclara.  

Obstinado y con un temperamento que lo llevó a enfrentarse a diferentes críticas, se instaló en Nevada en 1974, comprando a lo largo de las décadas parcelas remotas en el Garden Valley, muy cerca de la escultura. “Esta tierra está en mi sangre”, ha proclamado Heizer en una de sus pocas entrevistas, convencido en dejar una huella a gran escala en ese lugar, tierra de sus antepasados. “Yo hago cosas. No soy uno de esos artistas conceptuales que construyen un discurso pretencioso y vacío en torno a la nada. Cumplo con mi función social. Mi trabajo es serio e importante, aunque a la mayoría de galeristas y museos no les interese, porque son perezosos y negligentes, incapaces de distinguir una obra valiosa de una simple ocurrencia. La tradición que me interesa, es la tradición del regionalismo. Eso es esencialmente lo que trato de hacer". 

Heizer tenía todo planificado desde el principio, declaró su ex esposa Bárbara Heizer en una entrevista a The Guardian: “Tal vez no pensó que hacerlo realidad le exigiría tanto tiempo y esfuerzo. Cuando saltas de un precipicio como este y no tienes apoyo financiero, no es fácil. Pero él siempre quiso hacer esto”. Michael le dedicó diecisiete años muy intensos, hasta que empezó a tener problemas de financiación, aún así no se dió por vencido. 

No es casualidad que Heizer haya sido admirador de Gutzon Borglum, el creador del Monte Rushmore. City es monumental y se puede contemplar desde arriba en drones o en fotografías, sin embargo está destinada a recorrerla a pie, con todos los sentidos, donde la naturaleza juega un rol fundamental. “Esto es arte democrático, arte para todos los tiempos. No estoy aquí para decirle a la  gente lo que significa todo”, así lo describe Heizer.  

Las visitas para 2022 se han cerrado oficialmente, pero el sitio de la Fundación informa que a partir del 2 de enero de 2023 comenzará la reserva de entradas. Los visitantes serán acomodados por orden de llegada. Solo se podrán realizar excursiones cortas de un día para un máximo de seis visitantes mayores de dieciséis años, con reserva previa y en condiciones climáticas favorables. El precio de una visita es de U$D 150 por adulto, U$D 100 por estudiante, y es gratis (pero aún se requieren reservaciones) para los residentes de los condados de Lincoln, Nye y White Pine, Nevada.

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2022 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad