Esculpir la materia y el espacio según Anish Kapoor

El emblemático artista británico de origen indio, caracterizado por sus novedosos procedimientos, técnicas y medios, incorporó en sus últimas obras lo que se considera una de las materias “más oscuras” del mundo.
Por Luciana García Belbey

 

Anish Kapoor es uno de los artistas más destacados de nuestro tiempo, autor de la icónica obra Cloud Gate (Puerta de nube, 2004 - 2006), emplazada en pleno centro de Chicago, Estados Unidos. Está realizada en acero bruñido y por su particular forma curva brinda vistas distorsionadas y desconcertantes de su entorno. El haber estudiado ingeniería mecánica en su juventud, aunque fuera solo por seis meses, seguramente guarda una gran relación con algunas de sus principales preocupaciones a la hora de encarar sus proyectos, muchos de ellos de enorme envergadura. 

 

cloud.jpg

  Cloud Gate (2004)

 

A la cabeza de sus búsquedas se encuentra una profunda reflexión conceptual y filosófica sobre los materiales que utiliza. Sus fascinantes piezas realizadas en pigmento evidencian una constante intención de cuestionar las bases disciplinares de la escultura. Ya que, si bien conforman volúmenes reales y tangibles en el espacio, las constituye una sustancia tan volátil como efímera e inmaterial. Este conjunto de piezas también expresa otra investigación que Kaapor sostiene desde siempre, la autonomía de la materia. Preocupación que queda de manifiesto en obras que trabajan a partir del concepto de lo autogenerado, como en Svayambhu (2007). Emblemática obra exhibida en Buenos Aires, en Fundación Proa, en el marco de Surge (2019 - 2020), retrospectiva curada por Macello Dantas, y que reunió un representativo cuerpo de obras creadas a partir de 1992. El título de esta imponente instalación significa justamente auto-creado en sánscrito, y está conformada a partir de una inmensa estructura de cera de un profundo color rojo sangre que está en permanente movimiento. Así, esta masa va modelando su propia forma a partir de la constante fricción con la estrecha arquitectura que la contiene. 

 

Svayambhu-Cortesía-Anish-Kapoor-scaled-2.jpg

Svayambhu (2007)

 

Otra de sus principales investigaciones tiene que ver con la reflexión acerca de la noción de escala, Mount Moriah at the Gate of the Ghetto (2022), ejemplifica esta idea. En ésta una impactante prominencia orgánica que irrumpe desde el techo, ocupa casi la totalidad de una de las salas del Palazzo Manfrin. Lugar donde se aloja actualmente una de sus dos muestras en curso en Venecia, en el marco de la Bienal. En esta exhibición también puede verse Destierro (2017), instalación creada especialmente para el Parque de la Memoria - Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado. En ella toneladas de tierra teñida de rojo están dispersas sobre el piso, en medio un pequeño tractor de color azul brillante genera un gran contraste y evidencia el desplazamiento del material hacia su destino final. Kapoor ideó esta obra pensando en la institución que iba a albergarla originalmente, y se sirvió de la más oscura y triste etapa de nuestra historia, plagada de violencia, desarraigo, y violaciones a los derechos humanos, pero también pensó en la crisis global de desplazados, refugiados y desterrados que lamentablemente hay, -y probablemente habrá- a lo largo y a lo ancho del planeta.

 

GW7_2430_CROP-1.jpg

 Destierrro (2017)

 

El vacío o espacio negativo son otros dos elementos constitutivos de la escultura con los que Kapoor trabaja constantemente y que se relacionan, a su vez, con las nociones de objeto y no-objeto. When I am pregnant, (Cuando estoy gestando, 1992) y L'Origine du monde, (El origen del mundo, 2004) son dos obras claves al respecto. En éstas el artista juega con nuestra percepción en tanto objetos liminales que transgreden el umbral de lo visible. Son formas que a cierta distancia o según nuestra ubicación son casi imperceptibles o se nos dificulta comprender su tamaño o morfología, ya sea por su falta de definición, o, por el contrario, por el color con el que están creadas, por lo que parecen desaparecer frente a nuestros ojos. 

 Anish-Kapoor-cuando-estoy-gestando-El-origen-del-mundo-Fundacion-Proa.png

 L'Origine du monde (2004) y When I am pregnant (1992)

 

Para generar este tipo de efectos utiliza el color negro, y hace unos años incorporó el Vantablack –anacrónico del inglés, y que se traduce como conjunto de nano tubos verticalmente alineados. Este material tiene la particularidad de brindar una profunda sensación de oscuridad, provocada por su asombrosa capacidad de absorber, como ningún otro material conocido, la luz, incluso las láser. Kapoor sostiene que el uso del negro intenso representa su interés por reflexionar sobre el “ser” y el “no ser”, dado que de este modo elimina por completo cualquier indicio de tridimensionalidad, por tanto de "ser". Una importante cantidad de piezas actualmente expuestas en su retrospectiva de la Gallerie dell’Accademia, en Venecia, trabajan a partir de estos principios y con este particular material, que también causa cierta controversia ya que el artista compró la exclusividad del uso del pigmento con fines artísticos. Por eso ya se habla del “Kapoor black”.

 

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2022 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad