Art Basel París (Francia): su primera edición en la ciudad de la Torre Eiffel 

París+ es el título con el que se presentó Art Basel en París. Realizada en el Grand Palais Éphémère, el evento se extendió al espacio público en distintos puntos de la ciudad. 
Por Mariana Gioiosa

 

Paris+ par Art Basel se desarrolló en uno de los lugares más sofisticados de Europa ubicado en el Campo de Marte a los pies de la torre Eiffel y a orillas del Sena. En su inauguración se presentaron 156 galerías, en su mayoría de Europa, especialmente parisinas, con obras de gran calidad desde maestros del siglo XX hasta expresiones más contemporáneas.

La feria vino acompañada de buen tiempo y muchos visitantes. Coleccionistas, curadores, directores de ferias y museos de todo el mundo no se quisieron perder esta edición. Incluso contó con la presencia del presidente francés Emmanuel Macron, que consagró al evento como un suceso nacional. 

Se destacaron la gran cantidad de obras exhibidas de las primeras vanguardias del siglo XX, época en la que París lideraba el arte internacional con obras de Jean Arp, René Magrite, Pablo Picasso y Max Ernst, entre muchos otros. También se lucieron trabajos de las segundas vanguardias europeas con obras de Lucio Fontana, Yves Klein, Piero Manzoni, Jean Tinguely, Piet Mondrian y Jean Dubuffet, por solo nombrar algunos. 

También se pudieron apreciar piezas de artistas que sobresalieron en las décadas del 70 y 80, como una máscara de gran formato de Keith Haring, los dibujos deformados de Francis Bacon y la serie de desnudos de Tom Wesselmann. Y de las grandes figuras de arte internacional de la actualidad, se vieron las esferas de cristal de Olafur Eliasson, las superficies cóncavas de Anish Kapoor, las proyecciones serigráficas de Oscar Muñoz y varias piezas inconfundibles de artistas como Gabriel Kuri, Sara Lucas y Roni Horn.

Al ser una feria pequeña, quedó algo desbordada ante la gran demanda del público, con escasos espacios y momentos de silencio y tranquilidad para poder apreciar en profundidad la variedad de propuestas. Un factor a tener en cuenta  para resolver en futuras ediciones. 

Debido a esto, una de sus estrategias fue extenderse más allá de los muros del predio con veintidós obras de arte que podían verse en espacios públicos en distintos puntos de la ciudad, como los jardines des Tuileries, el museo Eugène-Delacroix, la Chapelle des Petits-Augustins des Beaux-Arts y la plaza Vendôme. El nuevo segmento se llamó Site y estuvo curado por Annabelle Ténèze quien propuso repensar la historia tal como la conocemos. Algunas de las esculturas e instalaciones que más llamaron la atención fueron: las pegatinas con las Bocanadas de Graciela Sacco, los monumentos de leones derribados de Nina Bailer, el letrero sobre el “amor es la revolución” de Robert Montgomery y el colorido tótem con venecitas de Niki de Saint Phalle.

Otro evento paralelo que se inauguró en el contexto de la feria fue OFFSCREEN, dedicado a artistas que trabajan con la imagen, desde instalaciones hasta fotografías y que tuvo lugar en el Hotel Salomon de Rothschild. Anthony McCall, figura internacional del arte contemporáneo y el cine experimental fue el invitado de honor y se le dedicó una doble instalación que ocupó el sótano del hotel en su totalidad. Una obra monumental e inmersiva que se exhibió por primera vez en Francia.

Otros trabajos destacados fueron Amazograma del artista peruano Roberto Huarcaya, realizado durante una noche de luna llena en medio de la selva peruana, desplegando papel fotosensible de treinta metros de largo entre el denso follaje, Bye Bye Photography del chileno Alfredo Jaar, que produjo en 1988 tras adquirir su primera cámara digital: un foco de luz rojo, en clara reminiscencia al revelado fotográfico, iluminaba un sector oscuro del primer piso del hotel. Una despedida simbólica a la fotografía analógica. Por último, las fisicromías del venezolano Carlos Cruz Diez: dos estructuras históricas con calidad de museo, que revelan diferentes condiciones y comportamientos de color según el movimiento del espectador y la intensidad de la luz ambiental.

Con ya veinte años de trayectoria y más que instalada en el circuito de ferias internacionales, Art Basel Miami presentará su próxima edición en diciembre 2022 en el gigantesco predio Miami Beach Convention Center, un centro comercial, turístico y de esparcimiento de la ciudad. Su envergadura provocó a lo largo del tiempo un efecto derrame que promueve ferias paralelas, galerías de arte, apertura al público de colecciones privadas, nuevos museos y centros culturales. Combina una selección de más de 220 galerías líderes de América del Norte, América Latina, Europa, Asia y África, con programas de exposiciones especiales y eventos de música, cine, arquitectura y diseño.

Art Basel ofrece en cada una de sus ediciones, una oportunidad única para disfrutar del arte, que abarca desde los antiguos maestros hasta las expresiones más contemporáneas. Cada ciudad en la que se organiza va encontrando su propio público y perfil. París+ fue una gran apuesta que dejó muchas expectativas para el próximo año. Art Basel Miami, ya consolidada y con los motores encendidos, seguramente traiga este año muchas sorpresas.

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2022 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad