Bolsa de Comercio (Francia): un nuevo espacio imperdible en París

El distinguido edificio contiene una de las colecciones de arte más importantes del mundo y articula un audaz cruce entre el patrimonio histórico y la escena contemporánea. 
Por Mariana Gioiosa

 

La Bolsa de Comercio - Colección Pinault es un edificio antiguo, recientemente restaurado y convertido en museo ubicado en el corazón de la ciudad de París donde se aloja parte de una de las colecciones de arte más importantes del mundo. La historia del edificio de planta circular comienza en 1763 cuando es construido por Nicolás Le Camus de Mézieres para ser utilizado como una sala de comercio de granos. En 1811 se le coloca una cúpula y entre 1885 a 1889 se transforma en la Bolsa de Comercio.

 2ec5a9a4-847a-41ad-957c-0424bd7895b9.jpeg

 

En 2016 la alcaldía de París se la ofreció al magnate François Pinault por 50 años para transformar el edificio en un espacio de arte contemporáneo. El proyecto estuvo a cargo del arquitecto Tadao Ando, obra que llevó tres años y que costó casi 200 millones de dólares. Una de las características del edificio que se destaca es el cilindro de hormigón armado que ocupa el espacio central y organiza las salas que se distribuyen a su alrededor. Se trata de un gran volumen cilíndrico de nueve metros de altura que se divide en diez espacios diferentes de exposición. También durante la adaptación del edificio se llevaron adelante trabajos de restitución de las farolas interiores y la restauración del techo de vidrio y los frescos de la cúpula donde se ve reflejada la historia de la bolsa de comercio en los cinco continentes. “Quería una nueva arquitectura, un nexo que vincule el pasado y el presente, producir una visión del futuro al provocar una emoción en el espacio”, explicó Ando.

 

image-4.jpg

 

Las exposiciones que se pueden visitar  en este magnífico espacio son exhibiciones de artistas internacionales, de artistas de la colección e intervenciones en el espacio específico realizadas por invitados especiales.

El reconocido artista albanés Anri Sala, que estuvo recientemente en el museo Tate Modern de Londres y la Bienal de Venecia, presenta la muestra individual Time No Longer con la cual rinde homenaje al astronauta y saxofonista afroamericano Ronald McNair, quien iba a grabar por primera vez una pieza de música original en el espacio, pero falleció en la trágica explosión de la aeronave Challenger de la NASA en 1986.

 

86929-Anri-Sala-Time-No-Longer-2021-2000x1023.jpg

 

La instalación consta de un video en una amplia pantalla curva que acompaña las formas cilíndricas de la rotonda, en el que se puede ver una bandeja de vinilos con un disco sonando, que flota en gravedad cero en medio de figuras espaciales y abstractas. Sala también intervino vitrinas que se encuentran en el pasillo alrededor de la rotonda central con antiguas estampas de animales marinos, que relaciona con la idea de accidentes geográficos.

También la francesa Dominique González-Foerster presenta en la planta baja del edificio la instalación Opera en la que aparece un espacio completamente oscuro con una proyección holográfica de María Callas cantando las arias de Medea, La Traviata y La Gioconda con su icónico vestido rojo. Gonzalez-Foerster nutre su trabajo con la memoria viva del cine, la literatura y la música. Desde el 2012 comenzó a realizar una serie de obras performáticas que son apariciones de personajes como Bob Dylan o Ludwig II de Baviera y recientemente María Callas. Se conforma de obras fragmentadas sin principio ni fin.

 

the-infinite-mix-hayward-gallery-x-the-vinyl-factory-michael-wilkin-photography34.jpg

 

En el piso superior hay una muestra colectiva con una selección de obras de la colección llamada Un Segundo de eternidad que explora la polisemia del tiempo presente, habitado por presencias espectrales. Esta exposición se inspira en la obra de Felix González Torres a través de una estética que aborda la desaparición, las nuevas formas de relacionarse y experiencias artísticas.  El título fue tomado de una idea de Baudelaire, que consiste en captar "en un segundo la infinidad del disfrute" y la contemplación. En esta propuesta participan quince artistas entre los que se encuentran: Marcel Broodthaers, Pierre Huyghe, Sherrie Levine, Wolfgang Tillmans, entre otros.

 

289080801_1267077733827154_8277235609191750861_n.jpg

 

Con el deseo de encontrar un diálogo entre la arquitectura y las obras de arte, se presentan trabajos de sitio específico donde la llave de interpretación es la interacción del entorno urbano con la naturaleza. Estas obras proporcionan al visitante una experiencia única en el contexto del edificio. El primer ejemplo consiste en la escultura Artista sentado del escultor norteamericano Duane Hanson, figura clave del hiperrealismo. La escultura es un autorretrato donde se lo puede observar sentado, con ropa de trabajo manchada, al lado de la antigua sala de máquinas, como si estuviera detenido en el tiempo y descansando luego de una intensa jornada laboral. El artista crea personajes de resina y fibra de vidrio, moldeados a partir de un modelo vivo, a través de estas esculturas construye retratos psicológicos y sociales que muestran a los individuos en su vida cotidiana con la intención de cuestionarla.

 313016432_1353430298525230_2041578892930049160_n_copy.jpg

 

El segundo ejemplo que encontramos en el recorrido es Others, una bandada de palomas embalsamadas de Maurizio Cattelan colocadas en los balcones interiores del último piso que despiertan extrañeza y por momento la sensación que podrían multiplicarse y arrojarse sobre los visitantes, como si se tratara de la película Los Pájaros de Hitchcock. El artista multifacético, escultor, performer y editor realiza espectaculares producciones que hacen foco en las contradicciones de la sociedad contemporánea. 

 

IMG_8648.jpg

 

El tercer trabajo pertenece al artista británico Ryan Gander, que produjo /…/…/ , un ratón mecánico que sale de un agujero ubicado  en una pared junto al ascensor y habla tartamudeando con el público. El artista busca que el visitante se pregunte cuánto se parece su propia vida a la del roedor. Sus obras articulan la compleja relación entre la realidad y la ficción.

 

rg-es_2019_07.jpg 

El último de los ejemplos es la obra Mont Analogue del artista francés Philippe Parreno, en la cual transporta cada palabra de la novela inconclusa de René Daumal con el mismo nombre, traduciendo cada palabra dentro de un código de luces parpadeantes de colores distintos y enviando la historia al cielo desde una columna exterior del edificio más alta, como si fuera un faro. Los trabajos del artista se desarrollan en un espacio poético con fuertes referencias al mundo de la ciencia ficción, la ciencia, el ocultismo y la filosofía.

 

parreno-mont-analogue-2001-2020-2-_copy.jpg

 

Visitar hoy la Bolsa de Comercio de París - Colección Pinault es doblemente estimulante, por un lado para ver la extraordinaria remodelación del arquitecto Tadao Ando que sin escatimar espectacularidad conserva los elementos históricos del edificio, brindando espacios expositivos de vanguardia con todas las condiciones técnicas que requiere un museo del siglo XXI. Al mismo tiempo, se encuentran piezas artísticas contemporáneas de gran calidad seleccionadas e instaladas en el espacio por un sobresaliente equipo curatorial. La Colección Pinault resulta una propuesta imperdible para quienes visiten París.

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2023 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad