Parque Kampa (República Checa): esculturas para el asombro y la reflexión

Ubicado en el centro histórico de Praga, se trata de una isla que contiene un predio parquizado en el cual habitan una serie de esculturas de alto contenido simbólico creadas por artistas locales e internacionales.
Por Candelaria Penido

 

Una ciudad antigua, un parque, un camino a la vera del agua en el que las esculturas son las principales protagonistas. Es el Parque Kampa en la pequeña Isla de Kampa sobre el Río Moldova en Praga, República Checa. Un destino en donde el arte se filtra hacia las calles adoquinadas desde sus galerías contemporáneas y museo de arte moderno. 

 

e0ae447580616b9dc9aa57c298b53cf5.jpg

 

Reclamos, conmemoraciones, metáforas y denuncias se traslucen entre las obras emplazadas en este oasis verde. Los Bebés del escandaloso escultor checo David Černý, son la joyita de Kampa. Tres niños gigantes (3,5 metros de alto) en bronce, gateando sobre el pasto. Bebés, que con su cuerpo redondeado desde lejos inspiran ternura, pero al acercarse se descubre un elemento que los distorsiona y afecta la experiencia: no tienen cara, en su lugar, aparece un código de barras. Černý es conocido por sus provocadoras creaciones y por transformar su tradicional ciudad natal en el escenario surrealista perfecto para preguntas difíciles e incómodas. En este caso, los miedos asociados al crecimiento desproporcionado de la tecnología y sus alcances. ¿Hasta dónde llegaremos? “Recordemos que los bebés pueden ser pequeños ángeles de destrucción. No conocen las reglas, hasta podrían matar a alguien”, se cuestiona el artista. 

 

img_7950.jpg

 

Dos tercios de la pequeña Isla de Kampa está conformada por el parque homónimo. Si se camina por el sendero que acompaña al río, lo siguiente que llama la atención son 34 pingüinos amarillos. En fila, con sus patitas casi sumergidas en el agua. Esculturas de plástico reciclado realizadas por Cracking Art, movimiento artístico con sede en Milán.

De nuevo, una vez superada la simpatía inicial que genera ver a estos animales admirar el espacio vacío delante de ellos, nos topamos con una atmósfera más pesada, de advertencia. La pieza denuncia el mundo cada vez más artificial que construimos. “El pingüino es social y tiene un fuerte significado ecológico: su supervivencia se ve afectada por el calentamiento global y el derretimiento del hielo —afirman desde el grupo—. A pesar de ser amado por muchos, este animal está constantemente en peligro por el progreso tecnológico humano”.

 

Prag_Museum_Kampa_--_2019_--_6716.jpg

 

Compasión, lucha y resistencia son elementos que componen el trabajo de Emilie Brzezinski. Artista suizo-americana autora de Los Titanes. Con ella se coloca al visitante frente a tres grandes troncos, moldeados por Brzezinski como formas amorfas que presentan un híbrido. Por un lado, se distinguen rasgos humanos, como siluetas estilizadas en plena conversación. Por el otro, se luce una naturaleza que ya no vibra vitalidad, son troncos de árboles muertos. Y en una tercera instancia, la escultora ha tallado sobre la madera pequeños rectángulos que connotan ladrillos. Componente humano, natural y artificial conviviendo en una aparente armonía. ¿Seremos capaces de amalgamar estos elementos de tal forma? Para Emilie sí: “considero que las formas de mis árboles son metáforas de la humanidad y su lucha por la supervivencia".

 

Plastika_Titáni_u_Sovových_mlýnů_na_Kampě_Q98085549.jpg

 

Una silla de madera de siete metros de altura también descansa en la orilla. Esta pieza, a diferencia de las anteriores, forma parte del patrimonio del Museo Kampa, aunque se la puede apreciar desde el parque. Su trágica historia nos aleja de la escultura en sí y nos presenta una catástrofe natural; el temporal ocurrido en agosto del 2002 cuando la crecida del Río Moldova obligó a la evacuación de unas 50000 personas de la ciudad capital. Junto con la vegetación desplazada y los destrozos, el agua se llevó la pequeña silla original de la artista Magdalena Jetelová. La que se encuentra actualmente exhibida es una copia en su honor, realizada por los alumnos del estudio del escultor checo Kurt Gebauer.

 

Jetelova_Magdalena_Vltava_Chair_Kampa_Museum_socharstvi_Umeni_statues_sculptures_kunst_Art_at_Site_Praque.jpg

 

El recorrido a la vera del río se termina y solo resta doblar hacia el museo. No surgen nuevas esculturas alrededor, sin embargo el suelo está adornado con la obra Voces subterráneas de Viktor Karlík. Son catorce chapas en el piso. Piezas en metal simulando ser bocas de alcantarillas, una entrada al mundo underground.

 

part-of-voices-of-the-underground-at-kampa-photo-raymond-johnston-vwwos.jpg

 

En ellas se descubren distintas citas; “El gran artista del mañana pasará a la clandestinidad”, dicen las palabras de Marcel Duchamp, seguidas por versos de poetas checos. Esta obra remite a la escena artística clandestina y under del país durante la época comunista. Rememora la fuerza de los artistas checos y su voluntad de continuar creando aunque sea en las sombras. Frases inspiradoras con un dejo de tribulación.

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2024 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad