Oude Kerk (Holanda): un puente entre pasado y presente

Con una historia de más de setecientos años, la antigua iglesia del centro de Ámsterdam, es hoy un epicentro de arte contemporáneo, que alberga destacados artistas locales e internacionales.
Por Candelaria Penido

 

Ubicada en pleno Barrio Rojo de Ámsterdam se erige el edificio más antiguo de la ciudad: Oude Kerk o en castellano antigua iglesia. Por fuera es una gran estructura gótica, fácilmente reconocible como templo cristiano, pero por dentro funciona una galería de arte. Este particular establecimiento se encuentra entre la concurrida calle Warmoesstraat y Oudezijds Voorburgwal, el canal que brilla de noche, donde distintas mujeres exponen sus cuerpos tras vidrieras.

En el siglo XIII los primeros pobladores de Ámsterdam construyeron una pequeña capilla de madera. En 1306 mutó al gran edificio de piedras hoy apreciable entre calles adoquinadas. Con la Reforma protestante, en 1578, dejó de ser una iglesia católica para convertirse en una calvinista. Desde su restauración en 2013, Oude Kerk volvió a reformar su identidad, pero esta vez para dar un giro de 360°.

Techos de madera abovedados con pinturas del siglo XV, vitreaux con representaciones de hechos bíblicos, espacio para un coro y tres órganos; elementos de la liturgia que habitan su gran hall. Estos a la vez conviven con grandes pantallas led o ventanas con vidrios en rojo que tiñen el espacio de carmesí, trincheras de sacos de arena que forman laberintos o instalaciones lumínicas. Hay audioguías en una esquina y una tienda de regalos propia de un museo al terminar el recorrido. Por fuera, además aloja una tienda de chocolates y un café.

El edificio funciona los domingos a las 11 y las 18 como iglesia calvinista. El resto de los días de la semana como galería de arte contemporáneo en donde se exhiben distintas muestras temporales que giran en torno a la pintura, dibujo, instalaciones, fotografía y escultura de artistas tanto holandeses como internacionales. 

Personalidades como la compositora, performer, cineasta y coreógrafa estadounidense Meredith Monk, el artista argentino Adrián Villar Rojas, el artista performático italiano Giorgio Andreotta Calò, el artista ghanés de instalaciones monumentales Ibrahim Mahama o la escultora escocesa Susan Philipsz, han creado piezas site specific para exponer allí. 

Al reunir el arte contemporáneo con el patrimonio histórico se añaden nuevas páginas a nuestra historia (del arte) dando lugar al intercambio de conocimiento, asombro y reflexión con un público heterogéneo —afirman desde su dirección al preguntarles por el significado e importancia de este espacio híbrido—. Para nosotros, es a través de la interacción entre el edificio tan antiguo (en el que la ciudad y la gente se reflejan) y lo que genera la producción artística actual que, se puede lograr un intercambio de ideas sobre el mundo que nos rodea y redefinir juntos sus valores”.

Sus salas no sólo dan cuenta de la rica escena de producción creativa sino que sus pisos narran la historia de los habitantes holandeses, ya que estos están cubiertos por más de 2000 lápidas. Entre ellas se destaca la de la esposa de Rembrandt. 

Además de sus exposiciones, Oude Kerk alberga otros programas culturales. Se destacan diferentes ciclos de conciertos musicales. Entre ellos Silence donde distintos dj presentan sus sets de música electrónica inspirados en la obra o artista que se encuentre exponiendo, con la particularidad de ser a las 8 de la mañana. Its ok, por su parte, propone una serie de encuentros entre distintos agentes de la cultura y los propios vecinos para promover la charla y discusión acerca de temas sociales y de comunidad. 

 

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2024 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad