Beeple y el artivismo publicitario de cada día

Sus paisajes digitales y pesadillas sci-fi, concebidos como una corrosiva denuncia pop, cotizan millones en el mercado del arte y son codiciados por la industria del entretenimiento y las marcas corporativas.       
Por Fernando García

 

El 3 de mayo de 2022 la cuenta de Instagram @beeple_crap publicó un fotomontaje digital en el que se ve a un descabezado Jimmy Fallon sonriente ocupando el primer plano de un paisaje seudo metafísico. Una enorme luna llena de fondo y a los costados cuerpos jóvenes en posición de descanso o directamente inertes, sin vida. El posteo carga con una cualidad retrodigital que por el corto tiempo transcurrido entre el ¿original? y la ¿cita? acaso no pueda ni siquiera calificarse así: retro. 

Es como una instantánea de esos mundos virtuales que prometía la plataforma virtual Second Life en la primera década del milenio. Second Life, que iba a ser la nueva forma de la ficción, donde se escribirían novelas manipulando un avatar o se viviría esa segunda vida que no se nos permite. Y no fue nada de eso, al fin, solo el futuro de la arqueología web. 

Tanto como la imagen del posteo, quizás más, importa el texto debajo. El fotomontaje había sido hecho durante la transmisión de El Show de Jimmy Fallon y al diseñador o artista le tomó 25 minutos realizarlo. Pero la obra no estaba completa si Beeple no la subía a Internet como ha estado haciendo desde 2007, antes de que Instagram se lanzara en 2010. Cuando recordó hacerlo eran las 00:05 del día nuevo y algo se había roto en el proyecto. Beeple lo explicaba así: “Mientras miraba el show OLVIDE POSTEAR EL MALDITO EVERYDAY. Lo subí a twitter a las 00:05 con lo cual este es técnicamente el primer día que dejé de hacerlo en 15 años”.

 

01.jpeg

 

Everydays es el nombre del conjunto de 5494 imágenes digitales (y contando) a partir de dibujos, fotografías o el software Cinema 4D, que Beeple (nombre de guerra de Mike Winkelmann, 1981, Charlotte, EE.UU) ha estado compartiendo desde 2007; como si en tiempos pre-digitales una galería de arte colgara todos los días la obra nueva de un artista hasta que fuera excedida en sus dimensiones. 

Así fue como en marzo de 2021 terminó revolucionando el mercado del arte cuando Christie’s subastó un NFT con el mosaico de las primeras 5000 imágenes de Everydays en un valor que rondó los 70 millones de dólares. Y es esta desmesura lo que pone a Beeple en una genealogía del arte contemporáneo, aunque agitador visual sería una forma más precisa de definirlo. 

VJ, director de videoclips, diseñador gráfico, animador en AV/VR (Virtualidad Aumentada), el archivo que se reúne en su web va desde cortometrajes-denuncia del tecno-capitalismo (un Michael Moore 3.0) a loops de imagen y sonido de libre uso bajo el sello Creative Commons. Pero al mismo tiempo que, siguiendo el trabajo de los infoscapes del colectivo inglés Forensic Architecture, da cuenta del reparto desigual de la riqueza y de cómo nos hemos vueltos “máquinas transparentes”.

En sus cortos, Beeple publica su lista de clientes: de Justin Bieber a Louis Vuitton a Coca Cola y Adobe. El artista publicitario no mata al artivista digital ni al consumado estilista de memes que se postean como pinturas digitales (hay una galería de Donald Trump que alcanza el borde corrosivo de Frank Zappa y Matt Groening). 

Su desfile de robots asesinos para el video Kill Your Co-Workers del productor Flying Lotus (2011) ya podría considerarse en esas listas del tipo Los 1000 video clips que deberías ver antes de morir o… de quedarte dormido, como parecen estar los personajes que rodean a Jimmy Fallon en el Everyday que no fue.  

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2022 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de