Torre Monumental

Conocida popularmente como Torre de los Ingleses, fue un regalo de los residentes británicos por el centenario de la Revolución de Mayo. Inaugurada en 1916, se ha convertido en protagonista destacada de la arquitectura porteña.
Por Martín Sassone

 

La imponente Torre Monumental, es uno de los emblemas arquitectónicos de la ciudad de Buenos Aires. El monumento, situado en la Plaza Fuerza Aérea Argentina, frente a la estación de trenes de Retiro, es una referencia ineludible para los porteños y una atracción para los turistas.

Su historia se remonta a más de un siglo atrás. La ley N° 6368, dictada el 18 de septiembre de 1909 por el Congreso Nacional, aceptó la oferta de los residentes británicos de levantar una columna monumental para conmemorar el centenario de la Revolución de Mayo. El arquitecto británico Sir Ambrose Macdonald Poynter, nieto del fundador del Royal Institute of British Architects, fue el ganador del concurso para el diseño de la torre, que inicialmente estaba concebida como una columna conmemorativa, pero luego se convirtió en una torre.

La construcción fue llevada a cabo por la empresa Hopkins y Gardom, que utilizó principalmente materiales traídos desde Inglaterra, como cemento, piedras Portland, ladrillos Leicester, el carillón y las campanas. La torre tiene una altura de cincuenta y nueve metros y cuenta con ocho pisos.

La Torre Monumental exhibe un estilo palladiano, en línea con las tendencias arquitectónicas de fines del siglo XVI en Gran Bretaña. En su ornamentación, sobresalen triglifos y metopas con soles y emblemas del Imperio Británico, incluyendo la flor del cardo para Escocia, la rosa de la Casa de Tudor para Inglaterra, el dragón rojo de Gales y el trébol de Irlanda.

El reloj de la torre, fabricado por la firma Gillett & Johnston tiene un funcionamiento a péndulo y pesas y fue puesto en funcionamiento en 1910 por relojeros argentinos. Además, la torre cuenta con un carillón que marca los cuartos de hora con los acordes del famoso Big Ben de la abadía de Westminster.

Durante la inauguración el 24 de mayo de 1916, estuvieron presentes el presidente Victorino de la Plaza y el ministro plenipotenciario inglés Reginald Tower. Sin embargo, debido a la Primera Guerra Mundial y la desocupación de una compañía de gas instalada en la plaza, la construcción experimentó ciertas demoras.

Durante la Guerra de Malvinas en 1982, la torre sufrió daños significativos cuando un grupo de manifestantes la atacó, destruyendo elementos ornamentales en su base y produciendo incendios. Tras estos acontecimientos, la Torre de los Ingleses fue rebautizada con su nombre original Torre Monumental.

Posteriormente, durante la gestión de Fernando de la Rúa como jefe de Gobierno porteño, se realizó una restauración general del monumento, que permitió que el público pudiera acceder nuevamente, algo que solo se interrumpió durante la pandemia. 

En la actualidad, la Torre Monumental está bajo la órbita de la Gerencia Operativa Patrimonio, dependiente de la Dirección de Patrimonio, Museos y Casco Histórico. Permanece abierta al público y cuenta con un moderno ascensor vidriado que llega hasta el sexto piso, donde los visitantes pueden disfrutar de una pequeña exposición sobre elementos del antiguo ascensor. Desde el mirador ubicado en este piso, se puede apreciar una vista panorámica de la zona de Retiro, la terminal ferroviaria y el Puerto de Buenos Aires.

La Torre Monumental sigue siendo un símbolo importante en la ciudad de Buenos Aires, recordando tanto el centenario de la Revolución de Mayo como su historia posterior y su papel en el patrimonio arquitectónico de la Argentina.

 

 

 

 

 

LOGO FOOTER

Contacto: info@elojodelarte.com
elojodelarte.com ® Una plataforma de LittleBull Prod. © 2024 Todos los derechos reservados.

Este sitio cuenta con el auspicio de Buenos Aires Ciudad